PEDERNAL

Una a una, las enfrentamos

enfrentamos la vida y la sostenemos en nuestras manos

examinando, investigando la posibilidad

de la forma tomando su lugar

empujando y jalando, a veces forzando

estirando, usando toda la fuerza, sacudiendo, temblando

cae

la piedra

cae.

y la aceptación de ese sacudido es lo que queda

podrá la Tierra sostener el temblor?

soltando se abre el espacio para llenarlo

lamiendo las heridas y abrazando todos los lugares

cada error escondido, provocación y acción malentendida toma forma

reflexionando sobre la cara propia, al mismo tiempo que el círculo sucede de los nudos disueltos

barriendo, desempolvando, saboreando la confusión de los tiempos deshechos,

llevándola hasta los huesos para ser generada de vuelta, remecida.

Qué queda? Qué prevalece?

Aliento, la calma alcanza los adentros del nido femenino.

Escrito por Christen Minnick